D11

Va sentada en la micro; de pronto esta comienza a emitir un débil pero agudo chirrido que le perfora el cráneo y el cerebro.
Observa a su alrededor y nadie parece inmutarse.
El chirrido continúa y nadie se inmuta; se vuelve más agudo, terrible.
Bloquea el sonido posando las manos empuñadas sobre sus oídos y suspira, parece terminar un parto.
De pronto la micro salta y sus manos se resbalan.
Allí está el chirrido; agudo, doloroso, le perfora la cabeza, el cráneo, el cerebro, el alma.

Entonces divisa su parada, baja de la micro y todo ha terminado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario